Cómo cambiar una bañera por un plato de ducha

Si has decidido que tu baño necesita ducha en lugar de bañera, y por tanto necesitas desinstalar la bañera, te mostraremos cómo cambiar tu bañera por plato de ducha con mínimo trabajo.

La personalización en el diseño del baño es en la actualidad un valor añadido que facilita la adaptación de los elementos que nos rodean al día a día de las personas. Las posibilidades a nuestro alcance para cambiar una bañera por un plato de ducha son tan amplias como el espacio disponible y los requisitos del proyecto, pero en cualquier caso, los pasos para una instalación rápida son los siguientes.

Cómo cambiar una bañera por un plato de ducha siguiendo estas instrucciones:

  1. Corte la llave de paso del agua del baño, tanto fría como caliente.
  2. Toma medidas para estar al tanto del espacio que tenemos para el plato de ducha.
  3. Mide la altura de la bañera para saber los metros de revestimiento que necesitamos, a los que debes restar la altura del plato de ducha por el que hemos optado, y añadiremos la primera fila de azulejos que hay sobre la bañera. En este punto, podemos encontrar que la parte que cubre la bañera está o no alicatada, tanto en el pavimento como en el revestimiento. Si estamos ante el hecho de que la bañera es con estructura, es probable que el alicatado del revestimiento llegue al suelo, por lo que no necesitaremos taparlo.
  4. Para quitar la bañera vieja, primero se debe quitar la válvula de drenaje.
  5. Retirar las baldosas y el revestimiento de la parte delantera y / o lateral de la bañera, y luego lo limpiaremos todo. Si estamos ante una bañera cubierta por paneles, procederemos a retirarlos.
  6. Si corresponde, retire la primera fila de azulejos que están en la bañera.
  7. Retirar la bañera, junto con la silicona y el material de rejuntado de la obra existente.
  8. Revisa el desagüe y tenlo listo para el plato de ducha. El ramal de conexión a la válvula del plato de ducha debe ser de al menos 40 mm, aunque en casas antiguas podemos encontrar 30 mm, siendo este último un 46% menor en capacidad de paso de agua.
  9. Instale la válvula de drenaje del plato de ducha en la tubería de drenaje. Procurar que la superficie quede plana y al nivel del desagüe, siempre que queramos que el plato de ducha esté a ras del suelo. Necesitaremos una llana para nivelar la superficie y esperar el tiempo recomendado por el fabricante.
  10. Una vez listo el espacio, colocaremos el plato de ducha en la superficie, comprobando que el nuevo orificio del plato de ducha esté alineado con el orificio del tapón, así como que el nivel del plato de ducha sea el correcto.
  11. Instalamos la nueva válvula de desagüe, y una vez hayamos comprobado con un poco de agua que el desagüe está funcionando correctamente, procederemos de nuevo a retirar la válvula de desagüe y plato de ducha.
  12. Aplicar el adhesivo en la superficie para la instalación del plato de ducha siguiendo las recomendaciones del fabricante. Se recomienda la masilla de poliuretano, a saber, Butech P-404. No se debe utilizar cemento blanco, cemento o cemento cola para la unión.  
  13. Volveremos a colocar correctamente el plato de ducha y la válvula de desagüe, y lo golpearemos con un mazo de goma para sujetarlo correctamente.  
  14. Proteger el plato de ducha para seguir instalando los revestimientos mediante el uso de cinta adhesiva en el perímetro junto a las paredes y colocando cartón en el plato de ducha.
  15. Para tener listo el muro, en primer lugar será necesario impermeabilizar con un mortero impermeabilizante para soportes en zonas húmedas.
  16. Una vez impermeabilizada, instalaremos los nuevos revestimientos con el adhesivo adecuado y luego rejuntaremos con el color adecuado.
  17. Asegurar la unión entre el plato de ducha y el revestimiento con un material adecuado, teniendo en cuenta que necesitamos un sello de expansión, que es una masilla de poliuretano con una adherencia, elasticidad y resistencia a los agentes atmosféricos asombrosas.  
  18. Coloque la moldura de rejilla en el orificio del tapón del plato de ducha.
  19. Vuelva a llenar la válvula de drenaje para evitar las emisiones de gas de la alcantarilla a su hogar.
  20. Déjelo secar durante el tiempo recomendado por el fabricante, normalmente 24h. 

*  Esta instalación de cambio de bañera por plato de ducha es un ejemplo genérico de instalación rápida con plato de ducha estándar. Puede variar según el espacio, tipo de instalación de fontanería, materiales utilizados y otras características del proyecto. Podemos encontrar algunos casos en los que el baño dispone de grifo de desagüe, por lo que tendremos que adaptar la instalación a este. Es importante no instalar grifo de desagüe y sifón individual en serie en ningún caso, ya que se creará una burbuja de aire que impedirá el correcto drenaje del agua.  

Se recomienda contactar a un instalador profesional, además de contar con un proveedor de material confiable, que supervisará el trabajo y garantizará la máxima calidad en el resultado final. También se recomienda seguir las normas de seguridad para el manejo de materiales.  

Recuerda que también debes adaptar la grifería para la ducha. Para evitar más trabajos, puedes optar por una columna de ducha con puntos cercanos a los de la bañera antigua.  

Opta por platos de ducha antideslizantes que aportan seguridad e higiene .

como-cambiar-banera-plato-ducha-Zen-Noken

 Plato de ducha Zen

¿Por qué optar por una ducha y cambiar la bañera por un plato de ducha?

¿Bañera o plato de ducha? Esta es una de las decisiones más importantes a la hora de realizar una remodelación, como mencionamos al inicio de este post, las posibilidades en el diseño del baño son amplias y satisfacen las necesidades de cada individuo. Puede que haya tiempo para darse un relajante baño diario o semanal, o quizás la gente sea más práctica y esté más interesada en el dinamismo y la practicidad que conlleva la ducha.  

Sin embargo, existen algunas ventajas por las cuales una ducha es una opción a considerar.

  1. Sostenibilidad: En primer lugar, la ducha reduce el consumo de agua y energía. Según la OMS, una ducha estándar dura en promedio unos 10 minutos, durante los cuales se pueden utilizar hasta 200 litros de agua. (20L por minuto). Podemos utilizar hasta 250 litros en un baño. Si reservamos el baño para ocasiones especiales y reducimos el tiempo en la ducha a 5 minutos, con el uso de productos sostenibles como nuestras soluciones, podremos reducir el consumo a 30 litros, resultando en un 88%. ahorro. La grifería termostática, junto con la tecnología AIR ECO para rociadores y teleduchas, también contribuyen al ahorro de recursos hídricos y energéticos.  
  2. Mayor aprovechamiento del espacio, sobre todo en baños pequeños. La ducha permite un uso libre y mucho más óptimo del espacio, aunque siempre hay que tener en cuenta la amplitud, el fácil mantenimiento y la seguridad del espacio. Como hemos comentado en el post sobre Cómo planificar un baño , se debe dejar un área de 60cm x 60cm para poder entrar a la ducha, un espacio mínimo de 70cm de ancho, y si se instala una mampara de ducha fija, el espacio mínimo a considerar es de 60 cm; en casos extremos, 50 cm también serían aceptables. Los grifos de ducha deben instalarse a 1,40 cm del plato de ducha.
  3. La accesibilidad, el dinamismo en la higiene y la total libertad de movimientos, resultan ser opciones ideales para las personas que quieren ahorrar o tienen movilidad reducida.  
  4. Se trata de un trabajo simple y parcial, que se puede realizar rápidamente.
Plato-ducha-plato-ducha-Slate-Noken

Plato de ducha de pizarra

Más posts que te puedan interesar

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Opine sobre nuestros servicios